Inicio Espectáculos Ignacio López Tarso; felices 97 años, maestro

Ignacio López Tarso; felices 97 años, maestro

El actor celebra lúcido y saludable, pero también ansioso por regresar a los escenarios, tras el confinamiento que lo ha mantenido en casa.

Lúcido, saludable, ávido de regresar a los escenarios y estar frente a las cámaras, y con una memoria que recuerda fechas y datos precisos de su vida y trayectoria. Es así como Ignacio López Tarso recibe hoy sus 97 años de vida.

Frente a la cámara de su computadora, el actor que protagonizó la cinta de Roberto Gavaldón, Macario, habló en entrevista con Excélsior del confinamiento ante la pandemia por covid-19, de la ansiedad por regresar al teatro y de su aniversario de vida.

Una bronquitis aquejó la salud del actor hace algunos días. Sin embargo, al respecto dijo tajante: “Un poco de tos y catarro y ya. Ya estoy mejor”.

Y es que más allá de lo que el público pudiera pensar acerca de su longeva edad y del descanso que podría tomar junto a su círculo familiar, a manera de retiro, López Tarso sólo piensa en regresar a contar historias, en abrir telones y reencontrarse con el público en vivo, una sensación que rememora y atesora para cuando pueda salir otra vez a actuar.

Durante la pandemia, el actor debutó en streaming con las obras Leonardo y la máquina de volar, El de la triste figura, Macario, Melville en Mazatlán, El canto del cisne Fray Servando Teresa de Mier: Confesiones de un guadalupano federalista. Fue tal éxito que incluso una de las plataformas en las que se presentó, se cayó por la alta demanda.

Leonardo y la máquina de volar lo podrían regresar al escenario, junto a su hijo Juan Ignacio Aranda, el próximo 4 de marzo en la Casa de la Cultura Mexicali, siempre y cuando las condiciones de la pandemia se lo permitan.

La obra escrita por Humberto Robles narra los últimos días de Leonardo da Vinci, quien con ayuda de su discípulo Francesco, construye un artefacto para volar.

Con mayor tranquilidad, Ignacio López Tarso compartió el secreto para guardar la memoria y conservar el ánimo de seguir trabajando, sin importar la edad.