Inicio Virales ¿Esa no era La Pascualita? Así se veía el famoso maniquí antes...

¿Esa no era La Pascualita? Así se veía el famoso maniquí antes y después de sus “arreglitos”

La Pascualita es una de las leyendas o la leyenda más famosa de Chihuahua, pues ha sido conocida ya a niveles internacionales, en especial porque había algo físico que “comprobaba” su origen, que turistas y locales podían apreciar y ponerle cara al mito.

Lamentablemente desde hace varios años, la Pascualita ya no está en su aparador de siempre, previó a su “desaparición”, el maniquí fue llevado de gira por diferentes lugares, de sus viajes regresó tan cambiada que muchos locales aseguraron que no se trataba de la misma novia que siempre había estado en la tienda de vestidos La Popular.

La Leyenda, el Maniquí vivo
El famoso Maniquí tiene detrás una historia interesante, se cuenta que llegó a Chihuahua en los años de 1930, y cautivó a todo el público por sus facciones hiperrealistas, fueron los mismos los que comenzaron a rumorar que se trataba de una mujer real que estaba embalsamada.

Se decía que el maniquí y la dueña de “La Popular”, Doña Pascuala, eran muy parecidas, por lo que se dijo que se trataba de su hija que había muerto antes de casarse por lo que con un inmenso dolor quiso conservarla con su belleza intacta.

Otro rumor decía que se enloquecía a los hombres, en especial se cuenta que fue realizada en París, y que un hechicero la siguió cuando la trajeron a Chihuahua y la encantó.

Cuentan que le encanta modelar los vestidos más bonitos y que si no le gusta el que tiene puesto se lo cambia por las noches, dicen que si te casas con el vestido que lleva puesto te dará buena suerte. Muchos dicen haberla visto mover los ojos o bien que los seguía con la mirada.

¿Por qué regresó tan cambiada?
Luego de décadas de que La Pascualita fuera exhibida en la tienda de vestidos de novia “La Popular”, ubicada en el cruce de la avenida Ocampo y calle Libertad y de que a su alrededor se creará una gran leyenda, a finales del mes de octubre del año 2017 fue sacada de su aparador, en el vidrio donde la exponían había un cartel que decía “Fui a la Bodeguita del centro a comprar tinte y maquillaje, vuelvo pronto. Atte: La Pascualita”.

Tras esto, duró 9 meses fuera de casa, a pesar de que solo estaba prevista su exposición en un evento de la Cervecería Victoria denominado “Hotel de leyendas Victoria” en la Ciudad de México, donde en efecto fue vista “espantando” a los espectadores, con un record de entradas y una fila de 5 mil personas.

Fue hasta julio de 2018 que la novia más querida de Chihuahua regreso a su aparador, sin embargo algo en ella era diferente, su aspecto había cambiado, desde su color de pelo, hasta algunas de sus facciones que tanto fascinaban a público.

En especial se señala su cabello, sus ojos y sus manos, pues además de que la pintaron de guara, sus ojos no tenían la misma expresión y sus manos no eran tan realistas como antes, pues era uno de las cosas que más llamaban la atención.

Durante los meses que regresó las personas comenzaron a teorizar que no era la misma, pues los cambios eran tantos y tan evidentes que parecía ser otra.

Luego de unos meses se volvió a ir, para mayo del 2019, pero fueron varias ocasiones en las que fue y regreso, pues fue vista en 2020 y 2021 en su aparador, más o menos para el 2022 fue que la retiraron de su lugar de siempre para que por lo menos hasta el momento no ha sido regresada.

Sobre su desaparición hay varias teorías, dicen que en sus viajes fue estudiada para descubrir que en efecto era un cadáver real por lo que fue retirada. Otros dicen que fue el movimiento de los viajes lo que la afectó, lo que hubiera llevado a su primera restauración y a su posterior retiro permanente.

Hoy en el lugar donde habría estado desde el siglo pasado sólo está una inscripción que cuenta su leyenda y entre los chihuahuenses se recuerda con cariño a que fuera “La Novia Más Bonita del Estado”.