Inicio Miscelánea Uso de hisopos, audífonos o contacto con agua contaminada puede dañar los...

Uso de hisopos, audífonos o contacto con agua contaminada puede dañar los oídos

Con el objetivo de prevenir infecciones o daños en oídos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dio a conocer la importancia de no colocar o introducir objetos en los canales auditivos, toda vez que esto puede derivar en la inflamación e infección de dichos canales.

De acuerdo con la información emitida por el Instituto, otro factor que puede provocar infecciones en oídos es el contacto con agua contaminada, como pueden ser las albercas o cuerpos de agua, como el mar.

De igual forma, utilizar artículos como audífonos pequeños que se introducen en la entrada de los conductos auditivos, pueden provocar daño, ya que al estar en contacto “justo” con las paredes del oído, pueden causar inflamación.

Asimismo, el IMSS destacó la importancia de moderar el volumen de la música o contenido que se escucha a través de este tipo de auriculares.

El Instituto Mexicano del Seguro Social destacó que los canales auditivos son sumamente sensibles, por lo que es importante cuidar de ellos.

Otro ejemplo de artículos que pueden provocar afectación son los hisopos que comúnmente se utilizan con el objetivo de limpiar el cerumen, sin embargo, esta práctica no es recomendable, ya que puede producirse alguna lesión en la membrana auricular.

Las lesiones de oídos pueden provocar complicaciones y llegar a afectar la audición parcial y en algunos casos extremos, de forma total. Entre las manifestaciones más comunes de daño auricular, se encuentra el dolor, secreciones, zumbido, mareos, y enrojecimiento, y todos estos síntomas, son motivo de consulta.

El Instituto Mexicano del Seguro Social llamó a tener especial cuidado con niñas y niños, pues suelen introducir objetos en oídos, principalmente cuando se encuentran en la etapa de exploración, a partir de los 2 años de edad.

Es importante dejar fuera del alcance objetos como los antes mencionados y otros como lápices, plumas, o cualquiera que pueda ser utilizado por los niños pequeños.

En caso de presentar dolor, inflamación o pérdida de audición, es necesario acudir al médico general, quien a su vez valorará si es necesario acudir a un especialista.