Inicio Miscelánea Obstrucción nasal, estornudos… Podrías tener rinitis, conoce más sobre esta enfermedad

Obstrucción nasal, estornudos… Podrías tener rinitis, conoce más sobre esta enfermedad

Obstrucción nasal, estornudos frecuentes, comezón en nariz, ojos, oídos y garganta; son síntomas que pueden indicar la presencia de rinitis, enfermedad que puede aparecer en cualquier época del año, aunque se presenta más en los meses de cambio de estaciones.

De acuerdo con la Subdirección de Prevención de Enfermedades, de la Secretaría de Salud (SSa) la rinitis es la inflamación de la mucosa, que puede ser alérgica o no alérgica, de lo cual también depende su duración.

En el caso de la rinitis de tipo alérgica, la enfermedad ocurre por factores del medio ambiente, o factores externos (polen o polvo) que son los responsables de los síntomas que presenta la persona, como estornudos, ojos llorosos, obstrucción nasal, entre otros.

Cabe mencionar, que este tipo de rinitis no es exclusiva de los meses en que se presenta un cambio de clima, como puede ser la primavera, ya que también se presenta durante el verano o el invierno.

En el caso de la rinitis no alérgica, esta puede deberse a enfermedades respiratorias de tipo infeccioso y aunque los síntomas entre ambos tipos de rinitis son muy parecidos, existen algunas diferencias que permiten distinguir su origen.

El caso de la rinitis alérgica, los síntomas (ardor de ojos, nariz, estornudos y obstrucción nasal ) que presenta el paciente, son a consecuencia del contacto con el polvo, polen, mascotas, plantas, e incluso por presencia de humedad ambiental.

En la rinitis de tipo alérgico, difícilmente se presenta fiebre, y éste es posiblemente, uno de los síntomas que permite diferenciarla de la rinitis no alérgica; sin embargo, siempre es necesario acudir a un médico, para que determine el origen y tratamiento.

En la rinitis no alérgica, ésta ocurre a consecuencia de otros factores como infecciones. Las personas presenta ardor de ojos, obstrucción nasal, mucosidad en garganta, estornudos, dolor de cabeza y malestar general, acompañados de fiebre. Dichos síntomas, disminuyen una vez que el paciente comienza un tratamiento, que puede incluir desinflamantes y antibióticos.

La SSA puntualizó, que cuando la rinitis se prolonga, se considera rinitis crónica, por lo que es muy importante acudir a un médico en cuanto se presentan los primeros síntomas.

Además, por ningún motivo las persona debe automedicarse, pues un tratamiento erróneo, puede provocar que las molestias disminuyan, sin embargo, al no tratarse el origen, vuelve a aparecer.

Si presentas síntomas como los mencionados, acude a un médico para recibir una valoración y tratamiento oportuno