Inicio Cultura Taller de aprendizaje de técnicas escénicas para la defensa de los derechos...

Taller de aprendizaje de técnicas escénicas para la defensa de los derechos de las mujeres indígenas.

El Gobierno del Estado de Chihuahua a través de la Secretaría de Cultura del estado, y la Secretaría de Cultura del gobierno federal, por conducto de la Unidad Regional Chihuahua de Culturas Populares iniciaron el taller de elaboración de títeres en la “Casa de la mujer indígena: mukí semati” que se llevará a cabo del 26 al 30 de marzo.

Cabe mencionar que dicho evento es resultado del proyecto “Títeres rarámuri”, ganador de la convocatoria del Programa para el Desarrollo Integral de los Pueblos y las Comunidades Indígenas mejor conocido por sus siglas como PRODICI en su emisión 2018.

El objetivo de este proyecto, a iniciativa de la promotora indígena Enedina Rivas Ramírez, es el de capacitar a un grupo de promotoras rarámuris en la técnica de elaboración de títeres y realización de guiones teatrales basados en la historia oral de su cultura, con el fin de concientizar a la población infantil y juvenil para que no reproduzcan la violencia de género. Con dicho propósito la responsable del proyecto contactó a la compañía teatral Tenderete, con amplia experiencia en el campo teatral de títeres y marionetas, para asistir a la comunidad de Creel, en donde se capacitarán a las artesanas de diversas comunidades en la técnica de elaboración, manejo de títeres, y elaboración de un guión para una obra de teatro con el tema “Derechos de la mujeres indígenas”.

Una vez terminado el taller se tiene contemplado hacer presentaciones comunitarias y talleres de concientización sobre los derechos humanos de forma didáctica y entretenida. Asimismo el grupo de artesanas y promotoras culturales pretende continuar con la divulgación de estos temas a través de la escenificación de títeres.

La relevancia del proyecto radica en la adopción de técnicas teatrales vinculadas a un proceso comunitario para atender el problema de la violencia de género, pero tomando en consideración que los pueblos transmiten sus propios valores y normas en materia de género e inclusión social. La cultura es el eje que vertebra a la sociedad y le otorga el sentido de vida y rumbo.

Ello desde un doble valor, el primero es el patrimonial (como conjunto de conocimientos transmitidos de generación en generación); el segundo desde la creatividad como expresión de habilidades y capacidades para re-crear ese patrimonio, con lo que la cultura se dinamiza y transforma para enfrentar y responder a nuevos retos.

De ahí la importancia de estimular las capacidades creativas a través de la fusión con novedosas técnicas artísticas. Por último, es de suma importancia mencionar que este proyecto es un claro ejemplo del papel y contribución de las mujeres rarámuri, en su condición de portadoras, creadoras y transmisoras del patrimonio inmaterial, al desempeñar roles vitales para la preservación y transmisión de valores basados en sus principios culturales.

Artículo anteriorAbrirán cursos de lengua rarámuri en Chihuahua, Cuauhtémoc y Juárez
Artículo siguienteVa ‘Piratas del Caribe’… con mujer protagonista