Inicio Miscelánea Harrison Ford se convirtió en Han Solo gracias a que era, ¿carpintero?...

Harrison Ford se convirtió en Han Solo gracias a que era, ¿carpintero? La historia detrás de la leyenda

El actor estadounidense nació un día como hoy pero de 1942. Originario de Chicago, Illinois, Ford contó en una entrevista para “The New York Times”, concedida en 1977, que en 1964 se mudó a Los Ángeles, cuando sólo tenía 22 años para continuar sus estudios universitarios en literatura inglesa y filosofía, pero no emprendió el viaje solo, estuvo acompañado de Mary Marquandt, con quien acababa de casarse ese año.

Lee también: Silvia Pinal y sus problemas con un miembro de la 4T

Así, como parte de la nueva vida que estaban por iniciar, los recién nacidos se inscribieron en clases de arte en la Universidad de Ripon, lo que facilitó que Harrison conociera a productores que más tarde lo contratarían para trabajar para Columbia y, más tarde, Universal. El actor consiguió un salario modesto dentro de la industria del entretenimiento, pues le eran pagados 150 dólares semanalmente, por participar como extra, pero sus encomiendas se resumían en apariciones rápidas en películas en las que, en su mayoría, no decía ni un diálogo y sólo aparecía como el joven caminado detrás. 

Fueron tantas las películas que participó como extra que, el propio Ford confió al diario neoyorquino que había olvidado varias de las películas que participó en su todavía incipiente carrera. Y aunque poco a poco, el actor fue haciéndose acreedor de papeles más importantes dentro del séptimo arte, pero no era feliz, pues era una época en que las productoras controlaban hasta vestimenta de los actores a quienes les solicitaban que siempre anduvieran de traje, hecho que para Harrison eran como robar parte de su personalidad.

En desacuerdo y sin haber obtenido un papel que explotara sus dotes de actor, Harrison comenzó a pulir sus habilidades en la carpintería, ya que cuando se estableció en Los Ángeles tuvo que hacer algunos ajustas a la casa familiar, pues ya había concebido dos hijos y la familia ya había crecido. Su desempeño con la madera fue tan bueno que se convirtió, además, en el carpintero de las estrellas de Hollywood que, le hacían encargos cada cierto tiempo.

De esa manera, un día Harrison se encontraba en la oficina de Francis Ford Coppola arreglando la puerta del director, cuando George Lucas llegó a ocupar el espacio, pues era ahí donde llevaba a cabo el casting para elegir el elenco de su próxima película “Star Wars”, por ello pidió a Ford –aprovechando su presencia- que le ayudará a llevar a cabo las pruebas, leyendo el guion con cada uno de los probables protagonistas de la cinta, hasta que un día, Lucas le preguntó si quería ser él quien participará en la cinta. Harrison se vistió de Han Solo y luego del estreno de la película, en 1977, la cinta se convirtió un éxito en taquilla y la mejor película del año.

Artículo anteriorMirar la luna
Artículo siguienteInvita Educación a campamento de verano en la Biblioteca Arturo Tolentino